jueves, 8 de octubre de 2015

VENTANAS DE BUDAPEST.


Budapest es una ciudad que en el poco tiempo que he tenido para observarla se me antoja imperial, así lo avala su propia historia no en vano fue centro de poder de la Europa central.
 
Desde su primer Rey Esteban I, en el año 1000, pasando por el gran Emperador Mathias Corvino, en 1361, iniciándose una época de floreciente desarrollo.
Hasta llegar a la época de los Habsburgo, que fue muy floreciente para la ciudad, durante la misma se levantaron numerosas iglesias y edificios públicos. En 1784 José II estableció una Universidad en Budapest y en 1849 se inauguró el primer puente permanente sobre el Danubio, el famosísimo Puente de las Cadenas (Imagen de portada).
En el marco de las revoluciones que convulsionaron Europa, en el año 1848, los húngaros se sublevaron contra los austriacos, siendo sofocados y restableciéndose la autoridad de los Habsburgo.
En 1867 se constituyó el imperio Austrohúngaro, comenzando una época dorada para la capital y la nación. La industria se centró en Pest, que se convertiría en la parte más poblada de la ciudad.

Toda esa apasionante historia se refleja en su arquitectura y aunque sea una pequeña muestra os dejo algunas de las ventanas con encanto que capte con la cámara fotográfica.

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

3 comentarios:

  1. Sabes?
    Creo que hay lugares que simplemente marcan su propio tiempo en nuestros sentidos y alma.
    El tiempo no importa, sino la intensidad con la que sentimos en ellos.

    Un abrazo de luz de parte de mi isla y mío.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta ver otras ventanas no solo las españolas, sino las de otros países y así abrir y descubrir nuevos horizontes.

    Me encantaron estas ventanas que nis acercaste a las ventanas de nuestras miradas.

    Un beso dulce de seda.

    ResponderEliminar
  3. Una maravilla!!!!

    Me encantan todas... La puerta impresionante.

    En la tres... que penita que no cuiden esa fachada tan hermosa...

    La forja del balcón de la cuatro, es... divina.

    La ventana de la séptima... me ha enamorado totalmente, preciosa!!!!!

    Y la décima... aún más, muero por ella :)

    La once es un lugar donde podría soñar y soñar...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar